ASAMBLEA: Representa la máxima instancia de autoridad y toma de decisiones, compuesta por asociados involucrados y comprometidos (personas que viven con VIH o Sida).  Esta instancia vela por el cumplimiento de la Misión, Visión, Estatuto Orgánico, Reglamento Interno, valores y principios organizacionales.

DIRECTORIO: Es una instancia que participa en el diseño y aprobación de las políticas organizacionales. Fiscaliza, regula y realiza seguimiento a la implementación y ejecución de programas y proyectos; recibe y aprueba informes de gestión y designa al Director/a Ejecutivo/a. El Directorio está compuesto por: Presidente, Vicepresidente, y 3 vocales, elegidos en Asamblea.

COORDINACIÓN GENERAL: Es la instancia que desarrolla y dirige los planes, programas y proyectos organizacionales.  Esta área está encargada de la toma de decisiones, por tanto corresponde a un nivel ejecutivo.

EQUIPO ADMINISTRATIVO – FINANCIERO: Está conformado por profesionales capacitados/as para llevar a cabo actividades administrativas y financieras: administración de recursos económicos, financieros y humanos.

COORDINACIÓN DE PROGRAMAS Y PROYECTOS: Está conformada por un/a profesional o persona con capacidad técnica para llevar implementar, ejecutar, monitorear y evaluar las actividades planificadas de los distintos programas. Asimismo coordina entre las áreas correspondientes. Dicha área está apoyada por el Asistente de Monitoreo.

EQUIPO TÉCNICO Y OPERATIVO: El nivel operativo está conformado por profesionales o personas capacitadas técnicamente, para llevar a cabo y operativizar las actividades  planificadas, que están dentro de los proyectos y/o programas a nivel Regional, que responden a nuestra Visión y Misión organizacional.

USUARIOS/AS: Son la esencia y el motivo de existencia y funcionamiento de la Asociación Vivo en Positivo. Reciben servicios con calidad y calidez, y participan en las actividades programadas. Tienen inclusión y participación, en la ejecución y evaluación de los programas y/o proyectos. Su involucramiento es importante y sus demandas y necesidades sentidas son tomadas en cuenta  en la reformulación y/o reprogramación de programas y proyectos.